domingo, 8 de noviembre de 2009

Ratos de Agua



Agua y Luz
Vemos a través del agua que impregna nuestra retina que, sensible a la luz, estimula nuestro cerebro de sensaciones. Me gusta la luz natural. Considero más importante el efecto e inmediatez de la pincelada y fluir del agua a la rigidez del proceso calculado que, a veces, nos lleva a cierta rigidez y amaneramiento técnico.
Guiado por estas premisas, hace algunos años decidí usar la acuarela como técnica preferente para mis obras. Obedece esta elección al deseo de usar el medio más apropiado para captar la inmediatez de un momento, de una iluminación precisa o un fugaz estado atmosférico, siendo esta técnica la más directa y eficaz para representar la luz. Aquí no existe el blanco. La máxima luz la aporta el soporte. El artista modifica esa luz mediante transparencias de agua y color. El pintor nunca se siente superior a la naturaleza de luz. Tiene que conversar con la luz y tras ese dialogo, llegar a un acuerdo con ella para interpretarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario