viernes, 26 de febrero de 2010

Puertas

La puerta siempre supone un cambio, un tránsito o un abadono de algo para encontrar algo, si no nuevo, si diferente. A mi, en cierto modo me sirvió en su momento para encontrar la acuarela como técnica. En otra ocasión me indicó que debía relajar mi muñeca y mis dedos al realizar mis interpretaciones de la realidad. Despues la puerta ya estuvo abierta...
Muestro tres acuarelas de hace algunos años en los que interpreté muchas puertas, centrándome más en su aspecto de muro, que en el de límite que es posible franquear.
Una es de Toledo, subiendo a la plaza de Zocodover, otra es de Túnez y la última pertenece al antiguo convento Regina Coeli de Córdoba, entonces convertido en cochera y hoy día es...
La verdad es que no lo sé.

A los amigos de Méjico y Argentina con mis saludos y mi afecto,
pero en especial a los hermanos de Chile

viernes, 19 de febrero de 2010

Detalles venecianos

Vuelvo de nuevo a Venecia, aunque solo sea de forma metafórica, repasando un bloc Moleskine de hace un par de años. En ese cuaderno he encontrado un par de apuntes de una puerta típica a uno de los canales. Una versión es a color y otra realizada con tinta "ecoline" con un tono sanguina. También muestro otro dibujito de una verja de las que son habituales en los pequeños jardines que dan al canal y esta dibujada con una estilográfica desechable con pequeñas notas de color.

viernes, 12 de febrero de 2010

¿QUÉ COLORES ELEGIR? IV

Otros colores:

Con los colores mencionados, podemos crear una paleta lo suficientemente variada y rica en matices de color y mezcla para cualquier tema. No obstante hay tres o cuatro colores que aparecen en muchos tratados o son usados por compañeros acuarelistas, siempre buscando ciertos matices por los que se sienten más atraídos.Podríamos citar algún azul como el azul cerúleo (PB 35), tono este semiopaco, granuloso y maravilloso para cielos, así como para matices fríos en sombras de retratos. Este azul puede tener un bonito matiz celeste como el cerúleo de Winsor o el azul de manganeso del mismo fabricante. Sin embargo otras marcas usan con este nombre un azul ftalocianina mezclado con blanco de zinc, para mi gusto demasiado fuerte y opaco.
Otro color bastante habitual sería el oxido de hierro rojo (PR 101). Este color lo podemos encontrar con distintos matices desde marrón rojo al marrón violáceo. En cuanto al nombre con que comercia, podemos encontrarlo como rojo inglés, de Venecia o Indio. Una variante es el Rojo claro de Winsor (PR 102), algo más transparente, delicado y de gran predicamento en la acuarela británica. Estos tonos ofrecen unas bonitas sombras con matiz tendente al violeta. También nos puede dar unos profundos tonos oscuros mezclado con azul ultramar o azul ftalo, de forma que podemos llegar a prescindir de negros o tintes neutros.
Como paleta básica estos podrían configurar una buena elección, con dos amarillos, dos rojos, dos o tres azules y un par de tierras. Quizás un verde. En total 10 colores ampliables a doce o catorce a lo sumo. Siempre será mejor conocer perfectamente unos pocos colores que perdernos entre 18 o 20. La experiencia propia, considero que es la mejor consejera en este aspecto. Yo aún descubro algún color muy atractivo o por el contrario descarto algún otro de mi paleta, eso sí, procurando que sean colores pigmento únicos y con una estabilidad a la luz contrastada.

sábado, 6 de febrero de 2010

El río

La ciudad de Córdoba está marcada por el río Guadalquivir y por una serie de construcciones que se desarrollaron a su alrededor en tiempos pasados. Los molinos son hoy un vestigio que afortunadamente aún podemos contemplar a uno y otro lado del cauce. Las acuarelas de abajo son de hace ya algunos años y la primera representa el molino de la Alboláfia, que en tiempos pasados tenía la misión de suministrar agua al Alcázar. La segunda muestra al otro lado del río, el molino de San Antonio. La última es un vista general desde el puente de San Rafael.


miércoles, 3 de febrero de 2010

Animales

Quiero mostraros hoy una serie de apuntes realizados ya hace años. Están hechos sobre un papel cuyo nombre no recuerdo, pero que vendían en "Casa Carreras" de Sevilla y tenía un grano estupendo y un cálido tono que tiraba hacia el ocre. Los apuntes están realizados con barra de grafito, tinta china aplicada con mondadientes plano y los realces son toques de gouache blanco.