viernes, 17 de junio de 2011

Arcón

Cualquiera que viva en la zona donde resido sabe bien que un "arcón" no es un arco de tamaño superlativo. El arcón es el arca grande, que a diferencia del baúl con redondeada tapa, se caracteriza por su forma paralelepípeda y por lo general, está toscamente tallado y embellecido.
El arca o arcón, se destinaba a guardar ropas y enseres que estarían sin un uso durante un largo período del tiempo. Pues bien, hoy he destapado el arca y he encontrado unos viejos dibujos a carboncillo de estatuas clásicas, realizados sobre papel Ingres o papel de estraza, que para el caso da iguales resultados. Los hice hace una cantidad de años bastante abultada, cuando andaba por los 17 y 18.
Especial cariño le tengo al primero. Se trata de una escayola de uno de mis queridos maestros y que durante décadas ha colgado de las paredes de su estudio, en la misma entrada de Fernán Núñez. Es mi primer dibujo sobre un papel medianamente bueno y lo hice el verano anterior a mi ingreso en la facultad de Bellas Artes de Sevilla. Fue también mi primer dibujo "grande" y el primero de estatua. Sin embargo, no puedo decir que fuera el primero a "carboncillo" ya que me crié en una carbonería y siempre estuve rodeado de carbón, carbonilla, cisco y picón (artísticamente llamado carboncillo).
Por cierto, el maestro al que hago referencia no es otro que D. Juan Polo Velasco, el cual va tener la suerte de ver inaugurada su casa museo el próximo día 1 de Julio.






No hay comentarios:

Publicar un comentario