miércoles, 30 de marzo de 2011

El papel en la acuarela III

PESO

El peso del papel es otro de los factores determinantes de nuestras acuarelas. Las hojas de acuarela abarca desde las desde las más ligeras y traslucidas a otras tan rígidas como el cartón. La forma tradicional de medirlo era el peso en libras de una resma (500 hojas de la hoja “imperial” de 22 x 30 pulgadas). Este tamaño se tomó como estándar para definir el peso de las hojas menores, ya que las hojas menores se derivaban proporcionalmente de aquella. Actualmente se clasifican por gramos por metro cuadrado y se agrupan en tres grupos diferentes: ligeros, medios y pesados.

GRAMAJE DEL PAPEL

libras / resma

gramos / metro 2

Papel de escritorio

hasta 120

Papeles de dibujo

80

170

90 (87)

185

90 (94)

200

Peso medio

130

280

140

300

190

400

pesados

260

550

280

600

300

640

400

850

PRESENTACIÓN

Papel de Acuarela en rollo: Aproximadamente tienen unos 10 metros de largo y entre 1,10 y 1,5 de ancho dependiendo del fabricante. Normalmente se usa en altos gramajes y para hacer acuarelas de gran formato.

Hojas: Disponibles en todos los minoristas en la más amplia gama de tamaños y pesos. Se venden sueltas o en paquetes de 5, 10 o 25 hojas. Sus tamaños habituales son 50 x 70, 70 x 100 y 100 x 150 cm.

Bloc de acuarela en bloque: Los hay desde tamaño postal hasta de unos 40 x 60 cm. Y normalmente se componen de 20 hojas y con un peso de entre 185 g/m 300 a g/m de peso. Estos blocs están encolados por sus cuatro lados sobre un práctico cartón duro que nos sirve como tablero, lo cual hace que sean muy apropiados para trabajos al aire libre.

Cuadernos de bocetos: Se presentan en una gran variedad de tamaños y formatos. Los hay encolados a un lado, de espiral, microperforados, formato de libro, etc.

domingo, 27 de marzo de 2011

Jornada pictórica

Ayer compartí la mañana con los compañeros de Acuacórdoba, donde poco a poco se va la gente animando a salir a pintar. El lugar elegido fueron los jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos donde pasamos un buen rato.







Como se puede observar, la primavera ya amenaza con el estallido de color que tendremos sobre todo en abril y mayo.


Un primer apunte de 23 x 31 cm. de un estanque par ir haciendo el calentamiento para luego buscar la sombra de un ciprés junto a la puerta de la rivera.

La instantánea muestra la pequeña paleta y caballete de "batalla" para las salidas esporádicas.
Los colores son amarillo de vanadio, naranja de cromo, siena natural y tostado, rojo cadmio, rojo claro, rosa rubí, carmín, viridian, azul cobalto, ultramar y prúsia. Las pastillas pequeñas son de índigo y violeta permanente.

una fase intermedia...

Y concluida en tamaño 31 x 51 cm.

Y concluyo a la salida, con este apunte de la muralla y torre que se encuentran junto a la entrada.

martes, 22 de marzo de 2011

Paso a paso

A continuación dejo un pequeño vídeo con la realización de algunas acuarelas paso a paso en secuencia fotográfica y que se encuentra también disponible en Yuotube en el siguiente enlace:

miércoles, 16 de marzo de 2011

El papel en la acuarela II


ACABADO SUPERFICIAL DEL PAPEL

Los papeles de acuarela se suministran en tres tipos de acabado o textura: en bruto, prensado en frío, y prensados en caliente. Muchos papeles tienen una textura diferente por cada cara, creados por el entramado de la malla de alambre del molde y por el fieltro del otro lado. La calidad y la diferencia entre unos papeles y otros depende del tipo de fabricación de papel, de la maquinaria usada, de la calidad de la pulpa, y el proceso de secado.

El papel en bruto o rugoso se seca a medida que se saca del molde y sin presionar, quedando una textura áspera. La hoja en bruto es normalmente la más absorbente y la que crea mayores texturas al interactuar con el pigmento.

Prensados en frío (también llamado "NOT", que significa" no prensados en caliente ") es el papel que pasa por unos cilindros que ejercen una determinada presión sobre este. Esa presión en frío da la hoja de una textura granulada que lo hace más apropiado para la acuarela. Puede tolerar una cierta cantidad de correcciones o levantados de pigmento y es muy agradable para casi cualquier estilo de la pintura, siendo además muy estable.

Prensados en caliente es aquel en que las hojas, son presionados por cilindros de metal pulido a alta temperatura y presión, creando una dilatación y expansión de la fibra que le confiere un suav
e acabado liso. Estas hojas tienden a mostrar colores más brillantes: el encolado superficial y la densidad de su fibra resisten la absorción de la pintura para que la pintura se quede en la superficie, siendo su inconveniente el que la falta de absorción tiende a producir un secado desigual. Este papel se adapta especialmente a los estilos de pintura que desea acentuar las irregularidades del secado o estilos donde se precisa un acabado detallado.



sábado, 12 de marzo de 2011

Maestros cercanos

José Francisco Rams

Me llegó hace un par de días un magnífico libro llamado "acuarelas de luz y color" que ha tenido a bien enviarme el magnífico acuarelista José Francisco Rams Lluch.
El libro está muy bien editado y muestra una amplia biografía del artista así como una numerosa y escogida selección de sus estupendas acuarelas.
También aparecen en la publicación una gran número de fotografias de todos los encuentros que se han celebrado en los últimos años por toda España; como el de Las Alpujarras, Aranjuez, Palma de Mallorca, Llança, Priego de Córdoba, Bilbao, Santiago de Compostela, etc., que tan gratos y buenos recuerdos me han traído. Son muchos los amigos cosechados con el nexo de la acuarela. En las fotos veo Navarro Galcerán, Andrés Mateo, Gandullo, Ysmer, Uriarte, Frutos Casado de Lucas, Salvador Castellá, Rodriguez-Bronchú o mis queridos paisanos Rafael Romero y Lúcas Prado.
Me comentaba Rams recientemente ese hecho, completamente inusual entre artistas, que es el respeto, el cariño y la admiración mutua que nos profesamos la mayoría de los acuarelistas. Lejos de celos, somos algo diferente; disfrutamos con la enseñanza de nuestra tecnica y modo de trabajo de la misma forma que nos asombramos y aprendemos del trabajo de los demás.
Para concluir, reseñar que la técnica de este "Maestro del Cabañal" es limpia y depurada, clásica en su ejecución y brillante en su culminación. El dibujo siempre es preciso y la luz (como buen valenciano) siempre está perfectamente interpretada. Su tema predilecto son los barcos, sean veleros, pesqueros o remolcadores, pero sin lugar a duda, mis preferidos son las pequeñas barcas de la albufera y sus extraordinarios reflejos.
Mi felicitación por esta obra y por el trato amable del que siempre haces gala.









jueves, 10 de marzo de 2011

El papel en la acuarela

Los colores y el papel, son los dos elementos indispensables y más importantes en la técnica de la acuarela. En la acuarela debe su importancia a que se integra completamente con la obra definitiva, ya que todos sabemos que el color blanco de la acuarela es generalmente su soporte. En cualquier otra técnica el soporte se enmascara detrás de la capa pictórica, pero en la acuarela este se integra físicamente con el propio pigmento como en la pintura al fresco, sin una obligatoria preparación o imprimación previa.

La técnica de la acuarela es un medio que se basa en la dispersión de unos pigmentos ligados con goma al ser disueltos con agua. Esta característica condiciona por completo la importancia del papel y su forma de reaccionar al someterse a la humedad del medio, a los lavados, a los levantados de pintura, a los frotados y raspados que podemos usar al trabajar esta técnica. La capacidad de absorber y retener la pintura, su superficie, la textura que ofrece, su color natural, el encolado, su composición y comportamiento ante el envejecimiento, la resistencia a la luz, a los agentes externos y su peso determinarán sensiblemente el acabado de nuestra obra. Tal es su importancia, que algunos artistas unen su técnica de forma tan estrecha a una marca y tipo de papel que les ofrece serios problemas el cambiarlo cuando lo precisan.

FABRICACIÓN Y COMPOSICIÓN

El papel de acuarela se compone de agua, pasta de madera (celulosa) y fibra de algodón. El buen papel al menos debe tener un 50% de algodón o mejor aún, el 100% pues le aportará resistencia, elasticidad y absorbencia.

Las fibras de algodón que se usan son las más alejadas de las semillas tras triturarlas y peinarlas y se les llama “trapo de algodón”, siendo estas las más largas y flexibles y las que ofrecen mayor resistencia al desgarro, ofreciendo además un color blanco natural que no necesita blanqueo artificial.

La principal diferencia entre el buen papel de acuarela está en el encolado. El encolado consiste en una capa que se suele dar en ambas superficies de la hoja, y muchas veces también internamente, lo cual permite a la acuarela quedar en la superficie, dándole más luminosidad y facilitando su expansión y levantado. Los mejores papeles se encolan con gelatina tanto en masa como en superficie. También para evitar que las fibras, al ser naturales, amarilleen o se oscurezcan, se suele añadir a la pulpa un agente para regular la alcalinidad del papel y mantenerla neutra. Por último se puede añadir algún agente fungicida.

En la calidad de fabricación del papel debemos considerar en primer lugar que sea 100% de algodón (nunca menos del 50%). Referente a la acidez, el papel ideal debe durar siglos en condiciones normales de almacenamiento. Los ataques ácidos pueden decolorar, volver frágil y quebradizo al papel, o bien degradar pigmentos sensibles como el azul ultramar. La escala de Ph del papel debe mantenerse neutra (7,5). Lo más sensato para el acuarelista es adquirir un papel libre de ácido. Un buen papel debe ofrecer un color natural, sin aditamentos externos para blanquearlo pues su color dependerá de la calidad y cantidad de encolado interno y externo, la pureza del agua utilizada en la fabricación, la temperatura y la cantidad de tiempo de preparación de la pulpa.

sábado, 5 de marzo de 2011

IX Encuentro Andaluz de Acuarela III

Salvador Rodriguez-Bronchú, magnifico acuarelista valenciano me envía dos fotos más del encuentro de Écija.
Desde la Plaza
El Puente



viernes, 4 de marzo de 2011

IX Encuentro Andaluz de Acuarela II

Con el buen recuerdo del pasado fin de semana en Écija todavía muy vivo, traigo algunas de las acuarelas realizadas por otros participantes en el encuentro. Comienzo por una acuarela de nuestro "presi", Pepe Carmona.


Una vista personal de Luis Lomelino.


Elías Cañas concentrado en la portada del palacio de Benamejí.


...y el resultado


Tres indiscutibles interpretaciones de Alberto de Burgos.


Para terminar con Manolo Blandón pintando la portada del palacio de Benamejí



El balcón del palacio de Peñaflor...


y la fachada de "la casa de la Seda".


martes, 1 de marzo de 2011

IX Encuentro Andaluz de Acuarela

Ayer acabó el IX Ecuentro Andaluz de Acuarela, celebrado en la monumental ciudad de Écija y magnificamente organizado por la vocalía de Sevilla de la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía (a los cuales reconozco, agradezco y felicito por sus desvelos y trabajo).

Nada más llegar el sábado y saludar a algunos amigos, primera toma de contacto con la plaza de España ("El salón" para los ecijanos) con San Francisco y la torre de San Juan al fondo. Despues la inauguración oficial en el palacio de Benamejí.





Tras una un cóctel de recepción me marché rápido con Manolo (Blandón) para aprovechar la tarde en la recoleta plazita del palacio de Benamejí, donde plasmo una esquina de este y el Círculo Mercantil (buen café). Después de algún apunte a lápiz, un paseo para buscar más rincones mientras hago hora para compartir cena con Alberto y Pepe Ros. Magnífico día.
Se me pegan las sábanas y empiezo la jornada pasadas las 11 de la mañana. Mª. Ángeles de la Torre pinta en la plaza y sus hijos junto a la niña de Carmen Toro esbozan sus pequeñas acuarelas sobre un banco del "salón". Más arriba Manolo Blandón se afana en plasmar la primorosa fachada de la casa de la Seda, lleva buen camino. Un poco más arriba, en la calle Más y Prat, esquina con Compañía, donde esta la Plaza de Abastos, me llama la atención una esquina tras la que se adivina la torre de Santa María, monto el chriringuito e intento plasmar ese rincón. Mª. Jesús pasa junto varios amigos que hacen una visita a la ciudad y me hace una foto en el "tajo".




Regreso para compartir una cerveza fresquita con Manolo, Cinta , Julio, Cristina y la hija de Manolo. Luego una buena comida en el "Pirula" y tras un café, busco algo donde aprovechar la ya, fresca tarde. El lugar aparece tras los 57 metros de balcón del palacio de Peñaflor. Un apunte rápido de la puerta de l palacio de Valdehermoso. Hace fresco y decido cobijarme bajo su gran arco de portada y acometo la labor de reflejar la fachada sesgada del palacio de Peñaflor. ¿Lo consigo? No sé.



Un pequeño paseo por Écija y voy a dar con Pepe Ros que está con otros amigos pintando en Santa Cruz. Una rat de charla animada y nos vamos a los descalzos para deleitarnos con su maravillosa arquitectura barroca (autentico joyero) y un concierto de órgano interpretado por el profesor José Luis Echechipía París, que interpretó un repertorio variado y selecto del cual reproduzco (en cutre-video) el interior de la iglesia de los descalzos bajo los acordes de la "Fantasía in C" de Heinrich Scheidermann.



video

Tras el concierto la cena, discursos y despedidas, pues yo no pude asistir el lunes.
Una experiencia muy grata y enriquecedora.