martes, 26 de abril de 2011

Flores

Dos pequeños apuntes de macizos de flores en un jardín para celebrar la primavera.




viernes, 8 de abril de 2011

Vídeo paso a paso

Os muestro un nuevo vídeo que realizó mi hijo con su cámara de fotos cuando estuvimos pintando en el alcázar. La calidad puede mejorar (es la primera vez que lo hace) y tiene algunos saltos pero creo que vale la pena como experiencia y espero que la repitamos.
El enlace de youtube es:




lunes, 4 de abril de 2011

El papel en la acuarela IV

LOS TAMAÑOS DEL PAPEL

Debido a las variaciones en la maquinaria para la fabricación de papel, se pueden producir ligeras diferencias en las dimensiones de las hojas según una marca u otra. En Gran Bretaña se ha venido usando el sistema imperial que regula las dimensiones y pesos de papel normalizados para impresión desde 1836. Desde entonces los artistas se han referido a las hojas de papel por esta misma norma.

Sus denominaciones y tamaños tradicionales son los siguientes:

FORMATOS DE PAPEL DE ACUARELA

nombre

pulgadas

centímetros

Corona

15 x 20

38 x 51

Media hoja

15 x 22

38 x 56

Demy

17´5 x 22´5

44 x 57

Medio

18 x 23

46 x 58

Real

20 x 25

51 x 64

Elefante (Reino Unido)

20 x 27

51 x 69

Super Real

20 x 28

51 x 71

Hoja completa (Imperial)*

22 x 30

55 x 76

Elefante individual (EE.UU.)

254,3 x 40

64 x 102

Elefante Doble (Reino Unido)

27 x 40

69 x 102

Doble Elefante (EE.UU.)

29 x 41

74 x 104

Anticuario

31 x 53

79 x 135

Emperador (EE.UU.)

40 x 60

102 x 152

SU CUIDADO Y ALMACENAMIENTO

El papel es un producto orgánico y requiere de atención especial para prevenir el daño antes y después de pintar una acuarela. Además la acuarela, a diferencia de otras técnicas que usan un aglutinante, como cera o aceites, se extiende de forma directa sobre la superficie del papel sobre una delgada capa de goma arábiga, por lo que es vulnerable a diversos daños. Los papeles y pinturas realizadas se deben almacenar en sitios planos, secos, frescos, libres de polvo y resguardados de la luz solar directa. La exposición a la luz solar directa puede amarillear y volver quebradizo el papel. Los cambios bruscos de temperatura (el calor reseca el apresto y la humedad haría florecer el moho y los hongos) suponen otro riesgo. Sería recomendable una humedad relativa de entre el 30% y el 70%, siendo lo más apropiado sobre un 45%. La temperatura más apropiada estaría entre los 15º y 20º. Las carpetas y contenedores planos y cerrados preservarán también las obras del polvo. Debemos recordar que al papel en su proceso de fabricación, se le añaden colas o gelatinas que pueden ser un reclamo para algunos invertebrados. Por último, la hidrólisis ácida puede provocar que el papel se decolore y acartone al absorber la acidez del aire.

Todos estos riesgos también pueden afectar a las pinturas acabadas. La mejor protección es:

• Enmarcar la obra de inmediato, sellando la parte posterior del marco y preservando la obra de la luz ultravioleta bajo un cristal.

• Mantener los cuadros colgados preservados de la luz solar directa o indirecta.

• Colgar la pintura en lugares con fluctuaciones de temperatura y humedad estables y moderadas.

• No guardar nunca pinturas en áticos o sótanos donde puedan estar expuestos durante períodos prolongados al frío o calor excesivos, la humedad o los insectos.

Cualquier daño provocado al papel por alguna de estas causas, es prácticamente irreversible e irreparable, por lo que debemos extremar las precauciones con nuestras acuarelas terminadas si no queremos perderlas para siempre.