miércoles, 9 de noviembre de 2011

Maestro


A veces es muy difícil volcar en este diario algunas vivencias.

¿Como describir las conversaciones animadas y, a veces acaloradas, sobre acuarela?

¿Como describir el acertado consejo compositivo?

¿Como hacer de una autentica chapuza una obra aceptable?

¿Cómo describir una risa franca y espontánea?

¿Como delimitar donde acaba el maestro o el artista y empieza el verdadero amigo?

Hoy se fue a pintar muy lejos mi amigo Lucas y a buen seguro, que sus obras serán magníficas.

Sólo espero que sea feliz.

¡HASTA SIEMPRE, MAESTRO!





1 comentario:

  1. Exactamente ha sido así. Dónde termina el maestro y comienza el verdadero amigo, compañero de risas, consejos , ánimos. En mi caso y creo que en el de todos he podido conocer , admirar, aprender, y querer tiernamente a una maravillosa persona y grandísimo artista y a la vez con los pies en el suelo, cordial , alegre, vital.
    Gracias por regalarnos tu compañía,creo que siempre que vuelva a pintar te estaré escuchando "mira las montañas, son azules..." o pinta un cielo "Dios me ama" ....Vivo rodeada de montañas y todos los días veo el paisaje con las montañas azules, todos los días recuerdo esas tardes tan agradables.
    Gracias maestro.

    ResponderEliminar